El hijo del taxista asesinado lo recordó como un “gran padre, colega y trabajador”

Mario, hijo de Carlos Amarilla, también es taxista. En la tarde de ayer estuvo en la marcha frente a la Comisaría 11, donde comentó que no sólo su familia “está destruida”, sino “toda la familia de taxistas” de Posadas.

En la tarde de lunes, alrededor de treinta taxistas cortaron el tránsito frente a la Comisaría 11 para reclamar justicia por Carlos Amarilla, quien fue asesinado mientras prestaba servicio en la noche del viernes cerca del cruce de las avenidas 210 y Cocomarola.

“Es lo más feo que te puede pasar. Sólo espero que no vuelva a suceder en ninguna familia de los muchachos que estamos al volante”, se lamentó Mario Amarilla, hijo de Carlos, quien también ejerce de transporte particular.

“Estamos destruidos nosotros, todos mal: no sólo mi familia, sino toda la familia de taxistas, porque somos una familia”, remató.

 

seguir-leyendo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s