Un “héroe” de los chicos: trasplantó 50 corazones en el Garrahan

Horacio Vogelfang es el jefe del servicio en el hospital. Mañana será nombrado personalidad destacada de la Ciudad.

“Voy a ver si consigo pasaje y me tomo un colectivo para estar junto al doctor. Pucha…haber sabido antes que le hacían éste reconocimiento y me tomaba un colectivo para allá hoy mismo. En nuestra familia, después de Dios, viene él”, dice con la voz entrecortada por la emoción, Julio Acevedo. Desde Unquillo, en la provincia de Córdoba, el papá de Marianella -la nena que estuvo conectada 955 días a un corazón artificial en el Hospital Garrahan- representa a las familias de los 50 chicos trasplantados por el equipo que lidera el cirujano Horacio Vogelfang, quien será nombrado personalidad destacada de las Ciencias Médicas. El reconocimiento, impulsado por los diputados José Luis Acevedo y Agustín Forchieri, tendrá lugar mañana, a las 18, en la Legislatura porteña.

Sus pacientes y colegas lo vean como a un guerrero de ambo y barbijo, preparado para hacer galopar el corazón de cada chiquito que llega con una deficiencia cardíaca a su quirófano. Pero Vogelfang es un hombre más bien tímido. Prefiere, por ejemplo, ubicarse detrás de todo su equipo médico para la foto de esta nota. Pide que por favor nombremos a todos, incluida Marita, la secretaria que puede hacer más de 30 llamadas en una mañana para que un trasplante sea exitoso. De algún modo le parece injusto que este reconocimiento sea personal, porque sin dudarlo un segundo, afirma que es un logro colectivo de todo el equipo de trasplante, que integran los doctores Gerardo Naiman, Luis Quiroga, Gustavo Sívori, Gustavo Burlli, Ignacio Berra, Alejandra Villa y Walter Medici, además de la intervención de muchos otros servicios del hospital.

“Más allá de la responsabilidad que tengo como médico, en el tipo de cirugía a la que me dedico no sobresale una destreza o desarrollo artesanal de lo quirúrgico. En un trasplante se ponen en juego muchísimas cosas, empezando por una sociedad que entiende que el acto solidario de la donación puede salvar una vida. Soy apenas un intermediario de un hecho magnífico de ayuda y participación humana”, reflexiona este cirujano, recibido en la Universidad de Buenos Aires, cuya formación completó en hospitales infantiles de Boston, Toronto, Londres, Amsterdam y París.

 

seguir-leyendo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s