La tormenta destruyó la Municipalidad de Capioví

Copiosas lluvias cayeron en la tierra colorada y dejaron pérdidas económicas, puentes rotos, familias inundadas y evacuadas, que necesitaron de la asistencia de los bomberos, policías y de las Municipalidades. Fue Capioví la zona más golpeada por la lluviarada teniendo en cuenta que el desborde del arroyo inundó el edificio municipal, destruyendo incluso su parque vial y mobiliario. 

 

En Oberá, las familias que sufrieron pérdidas en la madrugada del miércoles volvieron a pasar por la angustia de perderlo todo. Esta vez hubo 30 familias evacuadas.

Según el computador meteorológico, en Posadas entre el sábado y ayer se registraron 78 milímetros de agua caída y el viento alcanzó ráfagas de 50 kilómetros por hora. Mientras, Alerta Temprana constató que en las localidades más afectadas cayeron 150 milímetros de lluvia.

“Fue algo desesperante”
En la madrugada de ayer, llegó un temporal a Capioví, con la misma bravura de la madrugada del 1º de enero de 2015, cuando el arroyo homónimo se desbordó dejando a su paso la destrucción del parque vial y todo el mobiliario y documentación del edificio municipal.

En ambas ocasiones en las que se presentaron las lluvias, no eran días laborables y sorprendió a todos ensimismados en sus asuntos personales y lejos de sus lugares de trabajo. Todos llegaron a las corridas a dar una mano y a volver a vivir la pesadilla, sabiendo que se debería empezar de nuevo.

A medida que se iban enterando los vecinos se acercaban a lugar donde todos coincidieron en expresar: “No se puede creer lo que está pasando, dos veces en menos de dos años, todavía no nos recuperamos de la anterior y ahora esto” relató el intendente, Alejandro Arnhold.

La crecida del 2015 fue histórica y todos los lugareños pensaron que nunca más podría suceder una situación similar, pero ayer otra vez el arroyo se desbordó, superado por las torrenciales lluvias.

“Apenas pude sacar la camioneta nueva del CIC que estaba en el Corralón Municipal, era desesperante, en quince minutos ya tenía el agua hasta la cintura, no nos dio tiempo de nada, salvamos lo que pudimos”, sostuvo Arnhold.

En el edificio todavía está la marca de la inundación anterior y la de ayer marcó siete centímetros por debajo de la marca del 2015, con la diferencia que esta vez los daños fueron mayores. Los vidrios explotaron, algunas puertas debieron ser derribadas para poder acceder al interior de las oficinas y los muebles -todos nuevos- quedaron empapados.

El Corralón Municipal
Detrás de la Municipalidad, ubicada en la ruta nacional 12, se erigen los galpones del Corralón Municipal, en el que estaba estacionado todo el parque vial de Capioví.

El agua entró por el frente de las instalaciones, desde la calle Morelli, luego de que la costanera había sido desbordada y tras recorrer las extensas paredes de la sede.

La fuerza de la correntada desplazó contenedores, grandes bidones, maderas, piedras, caños y máquinas, abarrotando el portón de acceso al lugar.

Concejo Deliberante, afectado
El Concejo Deliberante funciona en una de las alas de la Municipalidad y también se vio afectado por la inundación. Al respecto, el presidente, Ramón Arrúa, confirmó a El Territorio que “el Concejo dejará de funcionar en este edificio, pero todavía no resolvimos a dónde nos vamos a mudar, pero acá no nos quedamos más, nos costó muchísimo recuperarnos de la inundación anterior y ahora esto”.

 

seguir-leyendo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s