En defensa de la represión

Mientras incumple la ley de financiamiento educativo, Macri acusó a los gremios de “violar las normas” por intentar instalar una carpa frente al Congreso. Aseguró que los maestros se “radicalizan” al hacer un paro tras la brutalidad policial.

 

El presidente, Mauricio Macri, y distintos referentes de Cambiemos profundizaron ayer su estrategia de confrontación contra los docentes, quienes realizaron un paro nacional tras la brutal represión que sufrieron el domingo a la noche. Los referentes del oficialismo volvieron a responsabilizar a los gremios por la violencia y la agresión con la que la policía los desalojó de la Plaza de los Dos Congresos cuando intentaban instalar una carpa para levantar una “escuela itinerante”. “Nos encontramos con gremios docentes que en vez de representar a quienes representan, dar el ejemplo, de cumplir con las normas, violan las normas y encima que ellos violan las normas, ¿cómo reaccionan a haber violado las normas? ¿qué hacen?: día de paro; y eso es lo que no queremos más”, aseguró Macri, sin mencionar que su gobierno viene incumpliendo la ley al no convocar a la paritaria nacional docente.

A primera hora de la mañana, algunos ministros y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, lanzaron el ataque contra los gremios que el propio Macri se encargaría luego de redondear. Decidido a llevar la cuestión docente al terreno electoral, el Presidente afirmó que “está bueno que el debate de la Argentina de hoy, que tenga un lugar central lo que está pasando con la educación, a partir de que evaluamos y vimos lo mal que nos ha ido en los últimos diez años”. Luego descargó otra andanada contra los maestros: “En vez de hacer autocrítica, sentarse en una mesa, radicalizan la defensa de lo que han hecho.”

Rodríguez Larreta consideró “espantoso” que los docentes “dejen sin clase a todos los chicos del país” por “no cumplir las normas”. En la misma línea, el ministro de Educación, Esteban Bullrich, calificó de “insólito” el paro y acusó a los maestros de “violar la ley”. Para el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, la actividad de los maestros fue un “acto político clandestino”.

“Me parece espantoso que hayan usado esto para dejar a los chicos sin clase un día más, las explicaciones fueron escalofriantes, inentendibles”, fustigó el jefe de Gobierno porteño, quien aseguró que los docentes “hasta anoche no habían completado los papeles” del permiso para montar la carpa.

Rodríguez Larreta intentó justificar la represión diciendo que la policía “durante un buen rato dialogó” con los maestros y les pidió el permiso. Su versión contradice la de los docentes, quienes denunciaron que no existió ningún diálogo antes de los golpes. “En algún momento la policía les dijo ‘no pueden construir más sin permiso, les dijo que se vayan, y hubo algunos de los manifestantes, que son los que terminaron presos, que avanzaron sobre la policía, intentaron agredirla y se defendieron. Por eso terminaron presos”, justificó Rodríguez Larreta y volvió a aclarar: “Y después de esto dejan a los chicos de todo el país sin clases”.

 

seguir-leyendo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s