El legado de Éctor Acosta: un juzgado diezmado donde la Justicia brillaba por su ausencia

Éctor Acosta renunció a su cargo de Juez de Instrucción de Puerto Rico después de una larga licencia por problemas de salud y acechado por la denuncia en su contra hecha por el Colegio de Abogados ante el Jurado de Enjuiciamiento de Funcionarios y Magistrados. La dimisión ya fue aceptada por el gobernador Hugo Passalacqua.

 

Pero ¿qué herencia dejó el cuestionado magistrado?

En principio, dejó un juzgado diezmado, con muy poco personal. El grueso de los funcionarios que están tiene poca experiencia. En los últimos tres años, al menos 30 personas que pasaron por allí solicitaron su traslado argumentando distintas razones vinculadas al modo de trabajar de Acosta.

Cuando el juez subrogante Rubén Osvaldo Lunge tomó el timón, se encontró con dos secretarios y con un escenario en el que había ordenanzas que tomaban declaraciones e instruían las causas.
Los expedientes se tramitaban con muchísimo retraso. Había causas prescriptas por inacción de Acosta.

Otra de las características del juzgaron eran las notificaciones defectuosas y escasa participación de la Fiscalía.

Además, el espacio físico donde se trabaja no es el adecuado. Los funcionarios prácticamente deben caminar sobre los expedientes y los elementos secuestrados vinculados a las distintas causas.

Lunge puso como objetivo poner al día las causas que se puedan y atender los casos más urgentes, o sea aquellos que tienen que ver con personas que están privadas de su libertad. Lo está logrando de a poco.

En su denuncia, el Colegio de Abogados mencionó causas con demoras de hasta cuatro años y una supuesta connivencia con el abogado Rubén Petroff, a quien Acosta habría beneficiado con resoluciones exprés.

El Juzgado de Instrucción de Puerto Rico tiene jurisdicción sobre esa ciudad y las localidades cercanas, que integran la Cuarta Circunscripción Judicial. A mediados del año pasado, el intendente de Jardín América, Oscar Kornoski, denunció a Acosta por el retardo de las causas que tramita y otras anomalías graves. Después acumuló otra acusación, de la fiscal Rosario Luna, quien pidió que se investigue la supuesta connivencia con Petroff.

El Superior Tribunal de Justicia, en tanto, abrió una investigación. Se encontró con la misma calamidad que detectó Lunge.

 

seguir-leyendo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s