Hasta cinco conductores por noche se fugan de los controles de tránsito

Entre tres y cinco conductores se escapan de los controles de tránsito. Los casos son recurrentes en los operativos de cada fin de semana; sin embargo no representan un gran porcentaje. Pero más allá del número la gravedad recae en las formas, dado que evitar un control puede derivar en un accidente, señalan autoridades y especialistas.

 

“En los operativos de anoche -por el sábado- hemos tenido cinco casos que llegan al control, estacionan y dejan los vehículos y se van” sostuvo Omar Talavera, titular de la Dirección de Tránsito en diálogo con El Territorio y agregó “también tenemos casos en los que ponen en riesgo al inspector porque no se detienen ante las indicaciones; por eso ahora trabajamos en operativos conjuntos con la Policía”.

“En los casos de este fin de semana todos los que evadieron los controles fueron por alcoholemia;era evidente el grado de alcohol; llegaban hasta el control y se iban apenas. Pero después cuando vienen a ver qué pasó con el auto, ahí se les notifica del procedimiento” señaló Talavera.

No obstante, resulta complejo que aquel conductor que abandonó su auto reciba una sanción, teniendo en cuenta que no fue sometido al alcotest. De igual manera los inspectores avanzan en el acta de infracción y la decisión final le corresponde al Juzgado de Faltas.

“Se presume que estaba alcoholizado y se dio a la fuga, entonces se toma la patente y se hace la sanción a nombre del titular del vehículo. Después le cabe al juez establecer la multa”, insistió el funcionario municipal.

Consultado al respecto, el abogado especialista en seguridad vial, Luis Di Falco, señaló que “no se puede hacer por hacer” refiriéndose a las multas.

“Hay que mejorar las técnicas y la inteligencia previa para hacer controles”, aseveró.

“Si dejan el auto estacionado antes del control no pasa nada. Si es por otra cuestión lo debe evaluar y comunicar al Juzgado interviniente dependiendo de cuál sea la falta. En la costanera cuando hay controles largos y hasta la mañana algunos llaman una grúa privada para pasar el control y después del control bajan el auto y se van andando” señaló Di Falco una de las maneras que los conductores, muchas veces ebrios, burlan los controles.

Hizo hincapié en que en los controles municipales cuando el automovilista se fuga, sólo lo puede perseguir la Policía.

 

seguir-leyendo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s