Promueven la creación de una jubilación exclusiva para amas de casa

Según una encuesta realizada en 2013 por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) sobre trabajo no remunerado y uso del tiempo, el 76% de los trabajos no remunerados son realizados por las mujeres.

 

De este estudio se desprende además que en nuestro país, 9 de cada 10 mujeres realizan estas labores domésticas, que van desde limpiar, cocinar, hacer las compras, o cuidar a los niños y ancianos del hogar, mientras que 4 de cada 10 varones no realiza tareas en el hogar (aunque estén desempleados). En este marco, las mujeres dijeron destinar en promedio 6,4 horas diarias a esas actividades, mientras que los varones dijeron destinarles 3,4 horas.

Ahora bien, la categoría de ama de casa aplica a quienes se dedican 100% a estas tareas del hogar, mientras que para las cuentas nacionales caen en categoría de inactivos, aunque pasen largas horas lavando y planchando o cocinando la cena.

Estos rasgos impactan de lleno en el acceso de las mujeres al trabajo formal. Las que logran hacerlo, no lo hacen en igualdad de condiciones que los varones. Las responsabilidades familiares y actividades domésticas determinan y condicionan esta inserción laboral.

De esta manera, el rol tradicional de “ama de casa” se traslada al mercado laboral, y por eso usualmente se ocupan en puestos asociados al cuidado tales como los de enfermeras, maestras, empleadas domésticas, niñeras, cuidado de enfermos y mayores, etc.

Pero los inconvenientes no terminan en el mercado laboral. Dado que las labores domésticas no son reconocidas como factor que hace a la economía, las amas de casa no pueden percibir una jubilación o pensión en calidad de tales.

Si bien en nuestro país existe la mal llamada “moratoria para amas de casa”, lo cierto es que se trata de una moratoria previsional que, si bien fue aprovechada en su mayoría por mujeres, contempla que tanto hombres como mujeres que reúnan los requisitos de edad para una jubilación o pensión pero no tengan los años de servicios con aportes que puedan hacerlo a través de la adhesión a una moratoria, para completar los años faltantes.

Sin embargo, desde el Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina (SACRA) advierten que no contar con una jubilación propia es no reconocer el aporte de la labor doméstica a la economía, y van por una ley que regule la percepción de una recompensación.

Quien está trabajando en dicho proyecto es la senadora nacional por el bloque del FpV-PJ Beatriz Mirkin, quien anticipó a ámbito.com que estará terminado “para el próximo mes” (por mayo) y “va a ser elevado al Congreso para su tratamiento”.

 

seguir-leyendo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s