Reclaman que se regule la actividad de los cuidacoches

En el último mes, el Concejo Deliberante recepcionó cuatro quejas por el abusivo comportamiento de cuidacoches de la zona de la costanera en la ciudad capital.

 

El presidente de la comisión de Tránsito y Transporte del Concejo, Miguel Acuña, en conversación con Acá te lo Contamos, señaló que los reclamos de los vecinos van en aumento y tienen en común, “la presencia amenazante de estas personas que suelen ser jóvenes y que los llamamos cuidacoches”.

Además, otras actitudes habituales de quienes se dedican a esta actividad es exigir una suma por su servicio y proferir palabras soeces e intimidantes, especialmente a las mujeres.

La Municipalidad de Posadas tiene contabilizados cerca de una treintena de cuidacoches sólo en el centro, en la Costanera y en las placitas, la mayoría son varones de entre 10 a 30 años.

El concejal Acuña detalló que en el órgano “venimos conversando sobre este tema, estuvimos revisando la legislación existente y los proyectos que hay a nivel país, la cuestión es compleja porque queremos llegar a una normativa que no excluya, que no genere más violencia, es decir, que no sea peor el remedio que la enfermedad”.

Aclaró que “no todas las personas que se dedican a cuidar autos son maleducadas o groseras, son casos puntuales y que también se da en un escenario donde esta ocupación informal va en aumento”.
Enfatizó que la presencia de los cuidacoches se concentra en los sectores donde están los organismos públicos, los locales gastronómicos y también los supermercados.

“El problema surge cuando se quiebra la convivencia, cuando quieren imponer una tarifa y si alguien no quiere o no puede pagar amenazan, y ésto claramente ha pasado y es lo que la gente viene a reclamar y a ver si hay alguna legislación que ordene esta actividad”.

Por último, Acuña refirió que seguirán avanzando para generar una ordenanza que tenga en cuenta que “los cuidacoches son personas excluidas, que no tienen un trabajo formal, hay sectores que piden la prohibición total de la actividad y otros sectores consideran que una regulación y un registro estará bien para solucionar los conflictos, veremos de incluir la mayor cantidad de voces y posturas”.

En tanto, Martín Oria, empresario gastronómico y presidente de la Asociación Misionera de Hoteles Bares Restaurantes y Afines (Amhbra), fue más duro en su análisis y consideró que varios cuidacoches tienen vicios y aportan a la inseguridad de los posadeños y de los visitantes. “Hace un tiempo teníamos un grupo de personas que trabajaban en la costanera ofreciendo cartones para cubrir los vidrios del sol y eran personas de acá de la zona y que se ganaban la vida de esa manera. Hoy se ven caras que no son de acá, no sabemos quiénes son (…) creo hace falta una postura más fuerte de la Provincia con las personas que vienen de afuera”.

Es la realidad que veo -aseguró- “Posadas atrae por su clima, por su gente, porque es una ciudad hermosa, llegan muchos foráneos, pero qué pasa: los ves en las esquinas a los circenses y en la plaza 9 de Julio y terminan a la noche yendo a la costanera porque acampan, se drogan o beben alcohol y te piden dinero”. Acerca, de las bandas conformadas por jóvenes que piden dinero o cuidan coche sostuvo que hay dos modalidades, “están los que vienen de afuera y están los grupitos de niños que son controlados por adultos”.


Más niños salen a trabajar con sus padres
Samuel López, director del Hogar de Día, -en conversación con El Territorio- reflexionó sobre la actividad de los cuidacoches y la resistencia que genera en algunos sectores de la sociedad.
“Cuando hablamos de niños y adolescentes que trabajan en changas o mendigan debemos ver más allá de este problema que lo tenemos frente a nosotros y en las calles”, sostuvo.

“Un chico en situación de calle hace lo que sea para sobrevivir y viene con una historia familia de vínculos rotos y donde no tiene confianza con la sociedad, no estudió, no puede acceder a un trabajo formal, es excluido y discriminado”. Precisó que en el Hogar de Día, cada vez más familias cuentan que salen con sus hijos a mendigar o a vender cosas en la calle.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s