Reclamarán a Odebrecht una reparación superior a los US$ 35 millones en coimas

La firma ofreció una compensación similar al monto de los sobornos admitidos, pero en el Gobierno creen que esa cifra es muy baja; el procurador del Tesoro evalúa el daño ocasionado.

 

“Recuperar lo robado” es una de las metas que tienen los países que se vieron estafados por las coimas del Lava Jato. Además de conocer quiénes recibieron los sobornos para perseguir judicialmente a los responsables, Estados Unidos, Brasil y otros Estados salpicados por los efectos del escándalo buscan que Odebrecht los repare económicamente por cifras billonarias.

En diciembre, Odebrecht acordó con el Ministerio Público Federal de Brasil, con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y con la Procuraduría General de Suiza que pagaría unos 2600 millones de dólares en multas. Las coimas habían sido mucho menores que ese monto, pero en el cálculo se contabilizó la rentabilidad obtenida por la empresa brasileña a partir de las maniobras espurias.

En la Argentina, el monto de la reparación aún es un enigma. Odebrecht le ofreció al gobierno nacional pagar un resarcimiento de 35 millones de dólares, es decir, un monto equivalente al de las coimas admitidas hasta ahora, sin ningún plus. Sin embargo, para distintos expertos que están asesorando a los funcionarios del Gobierno, la cifra es paupérrima.

En el Poder Ejecutivo, el encargado de “sacar la cuenta” será el procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, que trabajará apoyado por la Sindicatura General de la Nación (Sigen). Según pudo conocer LA NACION, en las próximas semanas buscarán determinar “el verdadero daño ocasionado al Estado durante los últimos diez años”.

Se espera que Saravia Frías vaya más allá de la oferta que hizo Odebrecht y que contemple no sólo la coima admitida por la empresa constructora, sino también posibles sobreprecios, mediante una comparación con valores testigo de las obras.

Por otro carril correrán eventuales multas impuestas a su vez por la Justicia. Los magistrados que tienen causas contra el gigante brasileño al final de la investigación podrían imponer más penas pecuniarias en las que sumarían el perjuicio constatado, una multa específica y una multa genérica relacionada con la actividad lucrativa que tuvo la empresa en la Argentina.

“Habitualmente los sobornos se pagan para que la empresa resulte elegida en una licitación, pero también suelen tener como contracara un sobreprecio que tiene que ser tenido en cuenta”, explicó una fuente judicial al tanto de una de las investigaciones del capítulo argentino del Lava Jato.

“Es posible que haya altísimas multas contra Odebrecht cuando los juicios terminen, y también es posible que existan medidas cautelares de secuestro de bienes durante la pesquisa”, agregó la fuente.

Otros países
En otros países la cifra de las multas demandó arduas negociaciones. En Estados Unidos, la investigación se inició porque parte de los sobornos circularon por bancos de ese país. Allí, Odebrecht admitió haber pagado 788 millones de dólares en sobornos relacionados con más de 100 proyectos, en 12 países.

En un principio, el Departamento de Justicia estadounidense le reclamó a la firma un resarcimiento de 4500 millones de dólares. Pero el gigante brasileño justificó que no podía afrontar semejante desembolso. Luego de estudiar la contabilidad de la empresa, la multa quedó fijada en 2600 millones de dólares, que fueron repartidos entre los tres países afectados por el pago de sobornos: 2391 millones de dólares fueron para Brasil, 116 millones para Suiza y 93 millones para los Estados Unidos.

En Brasil, cuna del escándalo del Lava Jato, Odebrecht admitió coimas por 349 millones de dólares. Es decir que la multa que finalmente debió afrontar fue casi siete veces mayor. Otro ejemplo lo constituyó la República Dominicana, donde la gigante brasileña reconoció sobornos por 92 millones de dólares. Allí, en abril pasado, el juez Danilo Quevedo fijó una multa de 184 millones de dólares, exactamente el doble del monto representado por los sobornos. Estos casos sirven ahora de referencia para la evaluación de los costos en nuestro país.

La empresa brasileña busca además acuerdos con otros ocho países en los que quedó complicada por el pago de sobornos. Respecto de las multas ya pautadas, anunció que hará frente al pago “por medio de una combinación de venta de activos ya planificada anteriormente y de generación de caja de las operaciones continuadas”. Por eso, para Odebrecht es clave seguir operando y cobrando por sus trabajos. También en la Argentina.


Países que fueron compensados

Estados Unidos
La investigación se inició allí porque los sobornos pasaron por sus bancos. El Departamento de Justicia estadounidense reclamó un resarcimiento de 4500 millones de dólares. Pero la empresa justificó que no podía afrontar semejante desembolso. Tras estudiar su contabilidad, la multa quedó fijada en 2600 millones para todos los países y Estados Unidos cobró 93 millones

Brasil
Es la cuna del Lava Jato. En este país, Odebrecht admitió coimas por US$ 349 millones y finalmente tuvo que pagar 2391 millones de dólares, es decir, casi siete veces más. Otro ejemplo lo constituyó la República Dominicana, donde el gigante brasileño reconoció sobornos por US$ 92 millones. Allí, en abril, el juez Danilo Quevedo fijó una multa de US$ 184 millones

Suiza
Odebrecht admitió haber pagado 788 millones de dólares en sobornos relacionados con más de 100 proyectos en 12 países. Suiza negoció su propio resarcimiento económico y logró que la empresa pagara una multa de 116 millones de dólares. Si bien las coimas en sí fueron mucho menores que ese monto, se contabilizó la rentabilidad obtenida por las maniobras espurias. La empresa ahora busca acuerdos con otros ocho países en los que quedó complicada


“Corcho” Rodríguez y López, dos operadores
El fiscal Federico Delgado confirmó ayer dos sospechas que circulaban sobre el caso Odebrecht: que el empresario Jorge “Corcho” Rodríguez se presentaba como “lobbista” de la empresa y que el ex secretario de Obras Públicas José López era “una fuente de información”.En diálogo con Radio La Red, Delgado indicó que se realizan “cruces” de información desde hace un mes y que “antes de que esto explote se lo acercamos a todos los jueces que tienen algún vínculo con estos hechos”. Puntualizando en el rol del ex funcionario, el fiscal afirmó que “el caso López es una de las principales fuentes de información para comprender el tema de la planta de Zárate y el gasoducto”.

 

 

ACCEDER A LA NOTA ORIGINAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s