Pasos fronterizos cerrados y riesgo de evacuación ante la crecida del río

El río Uruguay continúa creciendo, por lo que varias localidades ubicadas en sus costas permanecen en alerta y mantienen la idea de arrancar con la evacuación  de ser necesario. Además, por seguridad, Prefectura Naval Argentina resolvió cerrar los servicios de balsas a Brasil en El Soberbio, Aurora, Alba Posse y San Javier. El cauce mantiene la tendencia de crecer a diez centímetros por hora en algunas zonas. 

 

Ayer, las autoridades de El Soberbio se reunieron al menos tres veces para informarse sobre las consecuencias directas que se sentirán si el clima sigue igual o empeora y, lo que es más importante, sobre el comportamiento de la represa Foz do Chapecó.

A la tarde, en la localidad continuaba lloviendo y el nivel del río en el puerto de la Aduana alcanzó los diez metros, por lo que las previsiones del Comité de Emergencia no están desacertadas. Teniendo en cuenta el nivel del caudal que largaba la represa en los últimos registros y el nivel del río y su comportamiento hasta poco después de las 15, el río alcanzará los 12,50 a la medianoche o en las primeras horas de la madrugada de hoy.

Pero si las precipitaciones continúan de uno y otro lado del río Uruguay, esas marcas podrían adelantarse.

Julián Krujzelniski, el joven jefe de Bomberos de El Soberbio, explicó ayer al mediodía a El Territorio que “las referencias que tenemos de Brasil las cruzamos con la altura en nuestro río y establecemos que estamos a unas doce o trece horas de anticipación a lo que sucederá. Por lo pronto, sabemos que a la madrugada entraremos en nivel de alerta uno y aún estamos lejos para proceder a las evacuaciones, que se darían en el caso de llegar a los catorce metros”.

Pero el propio Krujzelniski anticipó que todo podría complicarse de persistir las lluvias.“Sabemos que en las altas cuencas sigue lloviendo, que en cada pueblo de Brasil que llueva acá se sentirá unas doce horas después”, explicó, como advirtiendo de lo que hay que estar atentos desde la madrugada de hoy hasta quizás mañana.

La última información que se conoció desde la represa de Chapecó reveló que el caudal de agua que largaba se mantenía en las últimas seis horas en los 8.436 metros cúbicos por segundo. “Estamos suponiendo y anticipando”.

El intendente de El Soberbio, Roque Soboczinski, respaldó el trabajo de los integrantes del comité de emergencias (Policía, Bomberos, Cáritas, Defensa Civil, entre otras autoridades) y detalló que, si bien no se cree que el nivel del río llegue a los catorce metros, “ya estamos viendo cuántas son las familias en riesgo y en dónde serían alojadas, todo suponiendo que tendremos el agua en los barrios y evacuados”.

Y de suceder lo que nadie quiere ni mencionar -pero que no está lejos de pasar si la cantidad de agua caída en la región de Santa Catarina (200 milímetros en las últimas horas)-, las familias que serán evacuadas llegarían a las 40 y por ahora serían alojadas en tres iglesias de la localidad, según se detalló desde Cáritas.

Sin agua potable
Cuando el río crece más de lo normal, lo primero que sucede en la localidad es que se interrumpe el servicio de agua potable. Es que la bomba queda bajo el nivel del río Uruguay y, a pesar de todos los arreglos y mantenimientos, a cada creciente se renueva el problema.

Ayer, tras la primera reunión entre todas las autoridades, se dispuso pedir ayuda a Vialidad Provincial para que asista al municipio con una cisterna de 10.000 litros de agua para consumo, que será repartida en parte en dependencias públicas. A la noche, el camión comenzó a cargar agua y a trasladarla hasta la planta potabilizadora.

Claro que el viceintendente de El Soberbio, Ricardo Leiva, admitió que esa cantidad apenas servirá para paliar la falta del agua potable en los primeros minutos u horas.

A futuro, se sigue esperando que se concrete o al menos se cristalice más la obra de la futura toma nueva, pero desde el arroyo El Soberbio. “Falta que nos confirmen los fondos a nivel Nación”, dijo Leiva. Por ahora, la toma seguirá sobre el río Uruguay.

Los barrios Unión y Chivilcoy, son, otra vez, los puntos de la ribera en donde la alerta llegará en la madrugada de hoy miércoles. Son los barrios en donde las inundaciones de 2014 y 2015 causaron estragos. Dejaron casas destruidas y zonas en las que nadie podría volver al tratarse terrenos inundables.

Pero muchos de los que se inundaron en aquellas oportunidades volvieron. Y ahora están con los ojos sobre el río y los oídos en las informaciones que provengan desde Chapecó.

De superar los doce metros, un vecino que observaba a media mañana el crecimiento lento del río, aseguró a El Territorio que pasará en donde estaba él en ese momento, pero se asustó con recordar si supera la marca de los 17 metros, tal lo ocurrido en esos años anteriores.


San Javier conformó el Comité de Emergencias y está en alerta
SAN JAVIER (Corresponsalía). El municipio de San Javier se encuentra en estado de alerta. Ayer, autoridades de la Municipalidad, concejales, la Prefectura Naval, la Policía e integrantes de otras entidades mantuvieron una reunión para evaluar la situación por la que atraviesa la localidad debido a la crecida del río Uruguay.

Los datos indicaban que por hora el cauce crece unos siete centímetros en la zona. Por esta razón, se analizó la situación ya que si la escala hidrométrica supera los once metros estarán en riesgo unas diez familias que aún viven en cercanías de la costa. Años atrás, había más familias, pero fueron reubicadas después del avance de las aguas en el 2014, año en el que más de 200 familias perdieron sus viviendas.

La edil Norma Escobar dijo a El Territorio que, “si bien Prefectura local no cree que el río supere los once metros, debido a la situación impredecible del clima hemos formado un Comité de Emergencias”.

Asimismo, agregó que “vamos a confiar en que la lluvia cese y que eso no pase a mayores”, expresó Escobar.

El comité está integrado por el alcalde Enio Lemes, funcionarios de las fuerzas y Bomberos Voluntarios. En caso de ser necesario, ya se tiene preparado el operativo de evacuación.


Peligro en la ruta provincial 4
Debido a las continuas lluvias, crece la preocupación porque el arroyo Mártires está socavando las bases del puente ubicado en la ruta provincial 4, por lo que se recomienda circular con precaución en la zona. Además, los caminos vecinales de Bonpland estuvieron anegadas.

Mientras, en la ciudad capital se registraron 30,6 milímetros de agua caída, según indicó la Oficina de Prevención Ante Desastres (Opad) de la Municipalidad de Posadas. La intensa lluvia por ratos generó que algunas calles, en especial las céntricas y las que están en proceso de obra, estuvieran anegadas.

También, detalló que en el mes que hoy termina ya se acumularon 365,9 milímetros de lluvia, siendo que el promedio mensual es de 150 milímetros. En lo que va del año ya se acumulan 1415,6 milímetros y lo normal para los doce meses es 1.725 milímetros. Por su parte, el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó que seguirán las lluvias con mejoramientos temporarios y que hoy se podrían intensificar los fenómenos.

 

ACCEDER A LA NOTA ORIGINAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s