La recaudación impositiva de mayo fue de $ 206.055 M y subió 21%

La recaudación tributaria de mayo alcanzó los $ 206.055 millones, un 21 % más que durante igual mes del 2016 merced al crecimiento en los ingresos por el Impuesto como el IVA, Débitos Bancarios, y las Contribuciones a la Seguridad Social.

 

“La conjunción de un mayor nivel de actividad, sumado a una baja de la inflación, permite un crecimiento más sostenido de la recaudación”, destacó el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, al dar a conocer las cifras a la prensa.

Uno de los principales eslabones que jalonaron este aumento en la recaudación fue la percepción del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que en su componente impositivo, es decir, el que se percibe en el mercado interno, avanzó 35% en términos interanuales para redondear unos $ 41.800 millones.

Esta variación se ubica por encima del 27,5% que registró el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) entre abril de este año e igual mes del 2017, y que todos los cálculos estiman que será menor en la medición de doce meses correspondientes a mayo.

En tanto el IVA Aduanero recaudó poco más de $ 19.300 millones, con un crecimiento del 28 % mientras que las Devoluciones por este impuesto sumaron $ 1.400 millones, ocho veces el valor devuelto en abril del año pasado.

Con esta combinación de crecimiento económico y baja de la tasa de inflación “habrá que esperar que los niveles de variación tiendan a ser menores, como pasa en los países normales”, destacó Abad.

Otro segmento que aumentó por sobre la inflación, 30%, fue el de Créditos y Débitos Bancarios que sumó $13.300 millones.

En tanto, en los Aportes Personales, el aumento en la recaudación fue del 27%, para rondar los $ 21.500 millones, mientras que las Contribuciones Patronales también subieron en torno al 28%, para superar los $ 31.500 millones, alentado por los mayores salarios a nivel nominal.

En contrapartida, los ingresos por Derechos de exportación bajaron 14%, al rondar los $6.700 millones, mientras que los de importación aumentaron 14% al superar los $5.630 millones.

Abad explicó que “los productores están reteniendo la cosecha de soja” a la espera de mejores precios, y una mejor cotización del dólar en el mercado local, además de las dificultades climáticas que afectaron el normal desarrollo de la campaña.

 

VER LA NOTA ORIGINAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s