Bronca por valores adicionales para recargar la Sube en comercios

En toda el área de Posadas existen unos 50 puntos de carga. Desde hace algunas semanas, en ciertos locales capitalinos, impusieron el cobro de uno a dos pesos como “adicional” para comprar saldo de la tarjeta del Grupo Z.

 

A lo largo de la capital misionera existen al menos 50 puntos de recargas para la tarjeta Sube, ante la gran demanda por parte de los usuarios del servicio de transporte de pasajeros. Pero no en todos se brinda el servicio como tal, sino que una gran cantidad de negocios comenzaron a agregar un cobro extra a la hora de cargar el saldo a la tarjeta.

“Va de un peso o dos por recarga”, en teoría es porque prestar este servicio “no genera ganancias para los comerciantes”, contaron algunos usuarios muy molestos por la medida, que se teme, podrían replicarse en toda la ciudad.

Los usuarios de colectivos que no tienen la tarjeta con saldo deben abonar $12,15 de pasaje, con lo cual la mayoría de los afectados admitió “no tener otra” que pagar el monto adicional requerido.

De acuerdo a lo que comentaron a este Diario los comerciantes de la Zona Oeste de la ciudad que fueron consultados por la imposición de recarga, es por no ser un servicio rentable para ellos.

“Nosotros con todo el saldo de las Sube que recargamos durante el día, y que muchas veces nos quedamos cortos con la cantidad de gente que carga, no obtenemos ganancias verdaderas, es casi lo mismo que se invierte”, explicaron.

En otro local consultado aún no tenían cobro extra pero lo estaban pensando porque “el panorama económico para los comerciantes no es muy bueno, lo que más tenemos muchas veces es gente que quiere cargar Sube pero, como tampoco es negocio, todo lo que entra por esa venta al cobrar unos pesos más por cargar la tarjeta sería lo mejor, así hay más entrada en la caja. Por el saldo virtual si hay dos pesos de recarga y en su momento era por el mismo problema, no dejaba plata”, recordó.

En “negro” no
Consultado sobre el tema, el titular de la Dirección de Defensa del Consumidor de la provincia, Alejandro Garzón Maceda, aseguró PRIMERA EDICIÓN que existe la irregularidad y que se trataría de “un incumplimiento del acuerdo entre comercios que brindan servicios y el prestador”, con lo cual en principio no involucra a la Ley de Defensa del Consumidor.

En ese sentido Garzón Maceda indicó que, a nivel de la reglamentación vigente, “el comercio puede cobrar ese peso de más pero está obligado a informar antes que te lo va a cobrar.

Publicarlo previo a que la persona haga la fila, que va cobrar extra por esos servicios y cuánto cuesta”. Entonces, en teoría, para no incurrir en ninguna violación de las normas vigentes, el comerciante puede incorporar esta recarga si pega carteles que notifiquen a los usuarios y también debe dejar constancia del trámite realizado.

“Además de la obligación de informar cuánto les van a cobrar, existe la obligación de entregar un ticket por ese servicio, entonces los usuarios que pagan ese monto adicional deben exigir la factura correspondiente, sino sería cobro en negro”, enfatizó sobre cómo el consumidor puede protegerse.

Conflictos de “vieja data”
No es la primera vez que existe un conflicto entre comerciantes y usuarios por recargas impuestas.

“Con las Sube ocurre lo mismo que pasaba en los cobros de boletas de servicios, como cuando vas a pagar la factura de luz o algo, te recobran unos pesos más. Lo mismo pasaba con las tarjetas de teléfonos y saldos virtuales, el tema es el acuerdo entre comercios que brindan servicios y el prestador”, remarcó Garzón Maceda.

“La empresa que contrata para cobrar las facturas o Sube misionero, o las telefónicas que los contrata para que recargue saldos, esos contratos no permiten que haya un recargo en la facturación”, destacó.

Más allá de que haya incumplimientos entre los dueños de los locales y quienes prestan el servicio, la realidad es que son los ciudadanos quienes pagan las consecuencias, al verse obligados a aportar esas recargas ante la necesidad de utilizar el sistema integrado de transporte urbano.

“Todos los días viajo en colectivo y varias veces al día, así como yo hay muchos, imagínense que todos tengamos que pagar unos pesos más a la hora de recargar, es un montón de dinero al día ¿para quién queda?”, protestó Roberto, quien cargo saldo en su Sube en un local sobre la avenida Tacuarí, con un recargo de un peso.

 

VER LA NOTA ORIGINAL

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s