Lograron mejores calificaciones con proyectos integradores

Las escuelas secundarias comenzaron un nuevo proceso de transformación luego de difundidos los resultados globales del operativo de evaluación Aprender en marzo pasado, que mostraron magros logros en las materias troncales de lengua y matemática.

 

Los datos estadísticos por instituciones estuvieron a disposición de los directivos y docentes recién a partir de junio; sin embargo, la mayoría de los establecimientos medios hicieron modificaciones a sus planificaciones y adoptaron estrategias para mejorar los aprendizajes.

En las escuelas consultadas por El Territorio coincidieron en que las acciones para revertir las bajas calificaciones dieron sus frutos con un cierre de trimestre con mayoría de aprobados, sobre todo en el ciclo básico, que suele ser el que muestra menor rendimiento académico.

María Elena Sitz, directora del Polivalente 36 del barrio Mini City, precisó que “tuvimos mucho mejor rendimiento en el ciclo orientado que son el 4º y 5º que en el ciclo básico, donde el problema siempre está en el primer año, que es donde los alumnos requieren de una etapa de adaptación a la secundaria”.

Aunque aclaró que aún así, “comparado con el año anterior tenemos más aprobados en los primeros años, vemos que las medidas para mejorar los aprendizajes están dando resultados, y hay sólo un pequeño grupo de estudiantes que no se exime y los profesores están haciendo un trabajo de seguimiento con ellos”.

Relató que la escuela continúa con las tutorías desde abril, “el Plan de Mejora Institucional (PMI) pasó a llamarse Función Tutorial, presentamos un proyecto para trabajar en parejas pedagógicas entre los tutores y los docentes del aula, de esta manera se pueden ver los avances en los trayectos de los estudiantes”.

En tanto, el Colegio Martín de Moussy puso en marcha una iniciativa de enseñanza con presencia permanente de los padres. Explicó la directora Gladis Ledesma: “Desde el año pasado elaboramos este proyecto de trabajo con los padres, y que se puso en vigencia desde principio de año; tenemos reuniones casi todos los meses más las escuelas de padres, la idea es que los tutores sigan de cerca el desempeño de sus hijos”. Dijo que con esta acción lograron que el 60% de los estudiantes de los primeros años apruebe las materias.

“El resto lleva dos y tres materias, pero si hacemos una lectura comparada con años anteriores, la franja de aprobados es muy superior”.

La educadora sostuvo que además, el equipo docente volvió a reunirse para analizar los resultados de las pruebas Aprender en la escuela. “Vimos que los mayores problemas están en matemática y en lengua, y para estas materias se está trabajando en proyectos”.

Asimismo, Patricia Szeliga, vicedirectora del CEP 1 de Yacyretá se mostró muy optimista con los objetivos alcanzados por los jóvenes en el primer trimestre, “este año se comenzó a trabajar con un proyecto de mayor exigencia y responsabilidad, que en la práctica quiere decir que los estudiantes deben presentar sus trabajos con mayor profundidad, con buena ortografía, y debe evidenciar una compresión del texto y una buena argumentación”.

La directiva indicó que “es un método de enseñanza-aprendizaje que demanda mayor compromiso de los docentes y de los alumnos y los resultados son realmente buenos, nos demuestran cuánto necesitan los jóvenes los límites y lo bien que responden a las consignas de trabajo cuando son claras y se fortalece el trabajo grupal y en equipo”.

En el CEP, el 70% de los estudiantes aprobó todas las materias en la primera mitad del año, mientras que el resto se llevó entre uno y dos espacios curriculares.
La escuela tomó como eje transversal la lecto-escritura.

Autoevaluación y reflexiones
El subsecretario de Educación, Christian Dechat, expresó que según el relevamiento parcial por escuelas del Ministerio de Educación, “los resultados del primer trimestre son bastante buenos y hubo un progreso en relación con el año anterior”.

Lo adjudicó a las autoevaluaciones que realizaron las escuelas del desempeño de estudiantes y docentes en las pruebas Aprender.

“En un primer momento, el año pasado, hubo muchos temores, mucha inquietud por las pruebas, los docentes tenían miedo a ser evaluados, pero hoy que ese proceso ha pasado, y con los resultados a la vista de todos para poder interpretarlos, lo que sacamos en limpio es que se propició la autoevaluación, y esto fue positivo, porque permitió trabajar en las debilidades y acentuar las fortalezas”.

 

VER LA NOTA ORIGINAL

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s