Horror en España: niña misionera murió tras ser torturada durante doce horas

Naiara Briones, oriunda de Posadas, fue molida a golpes por su tío político, el asesino confeso. Le encontraron lesiones de golpizas anteriores. Crudo relato de su padre biológico a PRIMERA EDICIÓN.

 

“Mi prima que tiene una amiga en España le pidió que le averigüe dónde estaban velando a Naiara Briones. Le dijo que a mi hija la habían torturado hasta matarla y que era noticia en España”. Así se enteró Manuel Adolfo Briones Sanz (30), padre biológico de Naiara, que la menor fue asesinada en la ciudad de Sabiñánigo (España), donde residía junto a su madre y padrastro.

De acuerdo a datos preliminares, Naiara Valentina Abigail Briones, de ocho años y nacida en Posadas, fue presuntamente asesinada por el hermano de su padrastro, un hombre de 33 años quien permanece detenido.

Los pesquisas indicaron que el presunto autor la encerró durante una mañana entera en la casa de su abuelastra y la torturó hasta matarla. La menor sufrió diversos castigos a lo largo de doce horas antes de que su agresor solicitara la ayuda de los servicios médicos de emergencias.

Según fuentes judiciales, la nena presentaba contusiones en todo el cuerpo, señales de haber estado maniatada, y fuertes golpes en la cabeza. Además, Naiara mostraba signos de haber sido obligada a estar de rodillas sobre pequeñas piedras para incrementar el dolor.

Los especialistas cuestionaron de forma inmediata la versión del agresor, quien fundamenó el estado de la pequeña asegurando que se había caído por una escalera.

Las investigaciones tras su muerte apuntan a que Naiara fue objeto de todo tipo de torturas entre las tres de la madrugada y las tres de la tarde del jueves, momento en que el sospechoso requirió la presencia de las emergencias médicas.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN el padre de la niña reclamó “justicia” desde Chile, lugar donde reside. Además manifestó que “a pesar de que tienen al asesino de mi hija también son responsables la madre y su esposo porque en ese entorno familiar mi hija fue torturada, golpeada y ellos no hicieron nada”.

Por estas horas, Briones tramita su pasaporte para viajar a España e intentar repatriar el cuerpo de la pequeña, a la que no veía desde hacía cinco años, “es que no quiero que esté cerca de los asesinos, la quiero traer conmigo”, expresó con gran dolor.

Justamente el lunes, el cuerpo de la niña recibió sepultura en el cementerio de Sabiñánigo en una ceremonia íntima a la que asistió solo la familia cercana. Trascendió que la ceremonia se celebró cerca de las 20 con el camposanto ya cerrado.

“Fue un accidente”
Briones, oriundo de Buenos Aires, contó que conoció a la madre de Naiara a través de Internet. Después de una relación de tres años, tuvieron una única hija: Naiara.
Según el hombre, poco después decidieron separarse. Luego, la mujer conoció a su actual pareja y se marchó, junto a la pequeña, a vivir a Sabiñánigo donde residían desde hace cinco años.

“La madre de Naiara decía que daba la vida por nuestra hija y en el 2015 me pidió que renuncie a mi paternidad porque quería ponerle el apellido de su actual pareja. Se lo negué”, precisó.

Con el tiempo, explicó, la comunicación se dificultó: “es que ella no me dejaba hablar con mi hija y la última vez que la vi tenía tres años, desde hace cinco que no la veo físicamente. Todo lo que sabía de mi hija era lo que me decía la madre”, detalló.

Según el hombre, poco a poco pasó a ser un extraño para su hija “y el esposo de mi ex era su papá, porque la madre de Naiara me mantenía oculto. Ella no hablaba de mí a pesar de que siempre estuve atento a mi hija”.

Briones aseguró que su expareja se puso en contacto con él y le comunicó que su hija había sufrido “un accidente” y que se encontraba en urgencias.

“Me dijo que mi hija tuvo un accidente el jueves, que cayó de una escalera y se golpeó la cabeza. Luego me dijo que estaba muy grave, en estado estable pero crítico. Después de horas, me manifestó que a Naiara le declararon muerte cerebral por el golpe que había tenido”.

Finalmente, al día siguiente recibió la peor noticia: “Me avisó que la habían desconectado y que iban a donar los órganos, pero nunca me dijo que a mi hija la habían asesinado”. Según el hombre, no se enteró de lo que realmente le había pasado a Naiara hasta que lo vio en los medios de comunicación.

“En ese momento le escribí a la madre de mi hija: ‘decime que es mentira, que a Naiara no la mataron’. Pero mi ex no me respondió y automáticamente me bloqueó en el teléfono celular”.

Habría confesado que la mató
Después del hecho el principal sospechoso manifestó a las autoridades que la niña sufrió un accidente. Sin embargo, esa versión inicial quedó desvirtuada por la gravedad de las lesiones y por el testimonio de dos menores, familiares de Naiara, con las que la pequeña convivía en la casa de su abuela, encargada de la custodia de las tres.

Según trascendió las niñas relataron que su tío “tenía manía” con la nena y que por esta razón la maltrataba de forma brutal.

El propio detenido confesó finalmente ante la instructora ser el responsable de las atrocidades sufridas por Naiara, tanto en esta ocasión como en otras anteriores.

“La madre como su marido también son responsables, llevaron a mi hija a que la maten”, sentenció Briones.

 

VER LA NOTA ORIGINAL

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s