Dzikoski ratificó ante la Policía que nadie les avisó del puente inhabilitado

Elena Dzikoski (46), acompañante y sobreviviente del vehículo que cayó al agua desde el puente destruido sobre el arroyo Guazú, declaró formalmente sobre el siniestro. Su testimonio fue incorporado al expediente que lleva adelante el magistrado Gustavo Vallejos, titular del Juzgado de Instrucción de Esquina. Sus palabras fueron tomadas en el hospital donde estaba internada, en la localidad entrerriana La Paz.

 

Según pudo saber El Territorio en base a fuentes ligadas a la causa, hasta allá fue una comisión de la comisaría correntina interviniente y hasta horas de la medianoche se concretó la entrevista sin la presencia de delegados de la Justicia. Los voceros consignaron que la mujer ratificó la secuencia que ya le había expresado a los uniformados del Ejército que la asistieron en el lugar, mismas versiones que relataron los familiares que tuvieron contacto con los medios de comunicación en los últimos días.

Dijo que su esposo, Rogelio Schweig (46), iba a una velocidad moderada debido a la poca visibilidad que había en la zona a causa de la noche y la neblina, panorama que fue confirmado por los informes meteorológicos y testigos. Resaltó también que no vieron ningún puesto de control ni persona alguna que le advirtiera sobre el impedimento de circular por el lugar y que en ningún momento su esposo se durmió.

En diálogo con el programa Acá te lo contamos de Radioactiva 100.7, el periodista local Eduardo Schweizer detalló en base a fuentes policiales que el testimonio se dio en un clima muy dramático, con detalles minuciosos del antes y después del accidente.

La mujer volvió a expresar que una vez que cayeron al agua se sacaron los calzados y abrigos y, siempre alentándose mutuamente, pudieron salir del auto y ganar la costa del río en pocos minutos. Justo antes de llegar a la vera, la voz de Rogelio se extinguió y no lo volvió a sentir.

Los dichos de Elena y los demás testimonios recolectados hasta el momento en la investigación quitan responsabilidad a las acciones del misionero al volante y posan su lupa sobre los encargados de custodiar y señalizar ese tramo de la ruta nacional 12 para que no ocurra la desgracia. A decir de los investigadores judiciales, personas que viven debajo del puente coincidieron en que la Ford EcoSport iba a velocidad baja.

Además, está comprobado que al menos dos horas antes del siniestro un vehículo que circulaba por la zona preguntó a unos trabajadores de una empresa de telefonía si la ruta los conducía a Buenos Aires, y fueron éstos quienes les advirtieron que la construcción estaba destruida. Con esto, para los investigadores está más que claro que no había personal apostado en la calzada.

De cerca a la investigaciones
Cerca del mediodía de ayer, la mujer abandonó la sala especial que habían dispuesto para ella en el hospital 9 de Julio, de La Paz, y se fue hasta Corrientes capital, donde esperará los avances de la investigación junto a sus familiares. La pareja es de paraje Verde, Andresito, donde sus hijos -de entre 25 y 10 años- están siendo asistidos por profesionales de la Unidad Regional V de la Policía de Misiones.

Hasta el cierre de esta edición, las comisiones de búsqueda no habían logrado dar con la camioneta de los misioneros y Rogelio seguía sin aparecer. Como se informó en la víspera, los especialistas indicaron que las labores de búsqueda se ven complicadas por la fuerte correntada del cauce, el cual es un afluente del río Corrientes y se encuentra sobrepasado en su nivel desde el fin de semana, como consecuencia de las intensas lluvias que azotaron la zona.

Según informó el diario Norte de Corrientes, desde la Policía provincial solicitaron la colaboración a la comunidad para hallarlo, cuyo sumario policial está caratulado como supuesta desaparición de persona.

En el informe, se expresa que Schweig llevaba una remera verde y jeans, que mide cerca de 1,85 metros, tiene el cabello color castaño, ojos marrones y un lunar en la ceja izquierda.

Elena Dzikoski (46) y Rogelio Schweig (46) cayeron el miércoles por la madrugada al arroyo Guazú, al no advertir la rotura del puente Santa Rosa, el cual une las localidades correntinas de Goya y Esquina. El episodio, que tomó repercusión nacional, ocurrió cerca de las 5 de la mañana mientras la pareja misionera viajaba en una camioneta.

 

VER LA NOTA ORIGINAL

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s