Dos prefecturianos y un policía presos al tratar de enviar 5 kilos de cocaína

Dos efectivos de la Prefectura Naval Argentina (PNA) y un suboficial de la Policía de Misiones permanecen detenidos por intentar enviar desde Misiones a Buenos Aires una maleta con cerca de cinco kilogramos de cocaína de máxima pureza. Fue un propio efectivo de la fuerza federal quien descubrió la maniobra que ahora tiene más que comprometidos a dos hermanos oriundos de Eldorado.

 

El hecho desató un escándalo institucional, sobre todo por la participación de un prefecturiano que pertenece a una unidad especial de la fuerza y era el encargado de recibir la mercadería en Capital Federal. La logística tenía su punto inicial en Puerto Rico, por lo que tomó intervención el Juzgado Federal de Oberá, cuyas autoridades dispusieron rápidamente el secreto de sumario ante la gravedad de la situación.

Actitud sospechosa
Según pudo establecer El Territorio en base a fuentes que exigieron absoluta reserva, la trama empezó a descubrirse el sábado cerca de la medianoche en la delegación que tiene Prefectura en Puerto Rico. Hasta allí llegaron Hugo César C. (35), cabo primero de la fuerza con prestaciones en Eldorado, y su hermano Julio C., oficial subayudante de la Policía que al momento del hecho estaba uniformado.

En la guardia fueron recibidos por tres efectivos de la agrupación Albatros de Buenos Aires, pero que estaban de comisión en la provincia. Se trata de una unidad especial de la fuerza que viene por períodos cortos de tiempo y luego se vuelven a su lugar de origen, según expresaron los conocedores.

Los hermanos estaban en un Chevrolet Celta negro y el cabo fue quien se bajó y entregó una maleta negra y gris que, pidió, sea entregada a Sergio Andrés M. (28), otro integrante de Albatros que estaba en Capital Federal y la iba a recibir. La situación no estaba del todo clara y despertó suspicacia entre los uniformados, sobre todo porque la maleta -al parecer destinada a transportar valores- tenía candados.

Uno de ellos le escribió a su colega de la Capital del Trabajo y le preguntó qué tenía el bulto y si sabía la contraseña para abrirlo. En su respuesta, el hombre le dijo que tenía celulares, que no sabía el código y que no la abra, debido a que le iba a arruinar “el negocio”. Perspicaz, el uniformado también se comunicó con el destinatario y la respuesta tampoco fue convincente. Ni el remitente ni el destinatario, en teoría, sabían cómo abrir la maleta.

Las dudas lo embargaron, sobre todo por el temor de verse involucrado en una maniobra de la que no tenía nada que ver. Pensó que si en su viaje de regreso lo requisaban no iba a tener las respuestas suficientes para justificar lo que llevaba, aún sin saber qué era. Es así que dio aviso a los superiores, quienes decidieron, en presencia de testigos, abrir el compartimiento.

No eran celulares -aunque también se trataría de un ilícito grave-, sino cinco bultos debidamente prensados que en un principio les pareció marihuana. Luego del aviso a la Fiscalía Federal de Oberá, las autoridades ordenaron que se abra y los efectivos terminaron descubriendo que se trataba de cocaína por un peso total de 4,750 kilogramos.

Según las estimaciones, la mercancía tiene un valor aproximado de 850.00 pesos, aunque en el mercado y luego de los procesos de corte puede arrojar ganancias mucho mayores.

Incomunicados
Ante esto, se pidió la inmediata detención de los hermanos y el efectivo que iba a recibir la mercadería, al tiempo que se inició un sumario interno para los dos efectivos de la fuerza federal.

Los tres permanecieron en calidad de prófugos durante todo el domingo, incluso efectivos de la fuerza provincial se unieron a la búsqueda en varios puntos del interior de la provincia.

“El operativo de búsqueda lo hicimos nosotros, nos ocupamos de los delincuentes que aparecen de uniforme, osea que los depuramos nosotros. El operativo fue impresionante junto a la Policía de Misiones, por eso se entregaron. Cero tolerancia”, expresó una fuente consultada de la delegación de PNA de Puerto Rico.

Según pudo saber este medio, ayer a primera hora los hermanos Hugo y Julio se entregaron voluntariamente en la delegación de Posadas de Prefectura y están en calidad de incomunicados. En horas de la siesta, fueron trasladados a Oberá para la audiencia indagatoria.

Quien aparentemente tenía que recibir la droga fue ubicado y detenido en Paso de los Libres, donde había llegado en su franco, aunque no se brindaron mayores precisiones sobre el operativo. Fue trasladado luego a Corrientes, capital. En la jornada de hoy será llevado a la Capital del Monte para la indagatoria.

 

VER LA NOTA ORIGINAL

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s