El juicio por el caso Selene sumó un nuevo capítulo: ahora rechazaron que los jueces originales se aparten de la causa

El Tribunal especial conformado en Oberá tras la cadena de recusaciones e inhibiciones que se dieron en el marco del juicio por el crimen de la nena discapacitada Selene Aguirre (2) decidió rechazar el apartamiento de los camaristas que llevaban adelante el debate oral. Por esta razón, ahora será el Superior Tribunal de Justicia el que dirimirá la cuestión.

 

Los magistrados Lilia Avendaño, Francisco Aguirre y José Pablo Rivero decidieron inhibirse argumentando “violencia moral” por las graves acusaciones en su contra hechas por el abogado defensor de la mamá de Selena, Victoria, una de las personas imputadas que tiene la causa. Apuntaron al letrado Roberto Bondar, quien había intentado apartarlos antes del caso por vía de una recusación por supuesta “parcialidad” de los jueces.

Desde el 29 de enero de 2015, día en que la nena Selene, con brutales golpes, fue llevada sin vida al hospital Samic de Oberá, están presos Victoria y el entonces concubino de esta, Rolando Lovera, acusados de haberle provocado las lesiones letales a la pequeña, que padecía retraso madurativo y discapacidad motriz.

A fines de junio, el Tribunal Penal de Oberá empezó el juicio. Los imputados se acusaron mutuamente por el hecho y empezó la ronda de testigos. Pero el 4 de julio, Bondar recusó a los jueces tras acusarlos de no ser imparciales con su clienta.

Entonces se tuvo que conformar otro triunvirato, que fue integrado por los camaristas Jorge Erasmo Villalba, Graciela Ivonne Heppner y Mónica Azucena García De González. Ellos escucharon a ambas partes. Esa audiencia fue muy caldeada. Bondar acusó a Avendaño, Aguirre y Rivero de ser “delincuentes” y de actuar como “barras bravas”. Tales epítetos fueron rechazados de plano por los recusados, que entendieron que el abogado se había excedido en sus acusaciones y que no tenía elemento alguno para endilgarles falta de imparcialidad.

El Tribunal especial rechazó las recusaciones y ahora las inhibiciones. Toda esta serie de incidentes ha provocado la demora en la realización de otros debates que tenía previsto el TP de Oberá, como la de la Matanza de Los Helechos y la Masacre de Panambí.

La pelota la tiene ahora el STJ. Habrá que esperar.

 

VER LA NOTA ORIGINAL

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s