Las tradiciones inmigrantes llenaron de color a Oberá

La alegría, el color y la música de las colectividades invadieron ayer las principales avenidas obereñas, escenario del desfile inaugural de la 38ª Fiesta Nacional del Inmigrante, que se extenderá hasta el 17 de septiembre en esta localidad.

 

El tradicional recorrido comenzó en el Centro Cívico y se extendió hasta el Parque de las Naciones, donde a las 18.30 se concretó el corte de cinta a cargo de las autoridades.

Una verdadera multitud visitó el predio de las colectividades en la primera jornada del evento, favorecido por el excelente clima y el hecho de disponer de la entrada gratuita, hecho que se repetirá el próximo lunes.

En la previa, todo el entusiasmo que despierta la fiesta se cristalizó en el desfile que contó con miles de espectadores a lo largo del trayecto que simboliza la llegaba de los primeros inmigrantes a esta tierra que los cobijó y les dio la posibilidad de forjar un futuro de esperanza.

Así, ataviados en sus trajes típicos, grandes y chicos brindaron un espectáculo tan particular como emotivo, uniendo varias generaciones al espíritu de los pioneros que concretaron sus sueños en base a esfuerzo y trabajo.

La marcha comenzó pasadas las 15 y bajo un sol a plomo, aunque no menguó el entusiasmo. Tal como indica la tradición, la paisana argentina Luciana Avalos encabezó el desfile, escoltada por la Reina Nacional del Inmigrante, Erika Bohn, de la colectividad alemana; la primera princesa Midori Romero Ogawa, representante de la colectividad japonesa, y la segunda princesa Rocío Nasim de la colectividad árabe.

“Estoy muy feliz y emocionada. Son mis últimos días de reinado y espero disfrutarlos al máximo. Viví con mucho orgullo la representación de la fiesta durante un año y los invito a todos que nos visiten en el Parque de las Naciones”, comentó Bohn en la previa.

Fiesta única
Como es habitual, las primeras tres colectividades en el desfile fueron las representaciones de la actual soberana y sus princesas, es decir Alemania, Japón y países Árabes.

La organización estuvo a cargo de la subcomisión juvenil de la Federación de Colectividades, que en los días previos coordinó los trabajos de ornamentación con la Municipalidad. En consecuencia, sobre las avenidas Sarmiento, Libertad y Andresito se observaron banderas y decoración alusiva al evento mayor de los obereños.

Muchos comercios y domicilios particulares también adornaron sus frentes adhiriendo a la festividad que durante diez días invade Oberá.

“Es la segunda vez que venimos y nos encanta esta fiesta. Con mi esposa tenemos la posibilidad de recorrer el país y puedo decir que es una de las dos o tres mejores fiestas de Argentina. Además, la gente es muy cálida y nos hace sentir como en casa”, comentó Juan Esteban Márquez, un jubilado entrerriano que llegó a la ciudad para el evento.

Mientras charlaba con El Territorio, un integrante de la comitiva alemana le convidó un vaso de chopp que tomó con gusto. “Despacito nomás porque todavía es temprano”, agregó con una sonrisa.

Cada colectividad le aportó su impronta. La delicadeza de los japoneses, la sensualidad de las árabes y la indumentaria de los nórdicos, ataviados como vikingos.

En esta edición, los paraguayos presentaron una banda en vivo y una delegación muy numerosa. Luego fue el turno de los checos y a continuación los franceses, que regresaron a la fiesta después de más de una década de ausencia y recuperaron su espacio en el Parque de las Naciones.

Los rusos, polacos y ucranianos, cada uno a su turno, desplegaron una numerosa participación, al igual que suizos, italianos y españoles. El cierre estuvo a cargo del Centro Cultural Argentino, a manera de anfitrión. Y fue sólo la antesala de once jornadas repletas de sabores y cultura.

Corte de cinta
Todas las actividades de la víspera fueron seguidas por una multitudinaria concurrencia propiciada por el asueto municipal y escolar vigente.

Ya en el predio de las colectividades, tras el encendido de la Llama Votiva, minutos después de las 18.30, se realizó el corte de cinta, acto encabezado por el gobernador Hugo Passalacqua, el intendente a cargo Ariel Chaves y el presidente de Federación de Colectividades Juan Hultgren, entre otras autoridades provinciales y locales.

En el escenario mayor se desarrolló el tradicional Cuadro Apertura y luego el acto protocolar, con palabras de la cónsul honoraria de Rusia-Belarusia, Zenona Arciuk de Zabczuk, en representación de los hijos y nietos de inmigrantes. También hicieron uso de la palabra las autoridades citadas.

Entre otras actividades, la comitiva dejó inaugurada la Primera Muestra Agrifam, del Ministerio de Agricultura Familiar, y luego reinauguraron la casa típica francesa.

 

VER LA NOTA ORIGINAL

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s